Capítulo 8: Invocaciones de Rango D

Aunque Allen había empezado por la mañana, había tardado tanto en analizar su nueva habilidad que el sol ya había pasado su cenit antes de que se diera cuenta. Así que sacó su almuerzo de papas secas y molmo para llenar su estómago.

 

Después de su experiencia de ser perseguido por el Murdergalsh, Allen había empacado una ración de un mes de papas secas, carne seca y molmos dentro del Almacén, junto con el equipo para acampar, como una manta, una herramienta mágica para encender fuego, y antorchas. Esto era por si alguna vez se encontraba sin poder volver a la ciudad durante unos días. Como el tiempo se detiene dentro del Almacén, la comida no se pudriría. Las antorchas también podían entrar ya encendidas, así que puso algunas de ellas dentro por si las otras se apagaban. Esto podría haber hecho que su herramienta mágica para encender el fuego fuera inútil, pero nunca está de más estar más preparado.

 

Por otra parte, tengo más de diez mil piedras mágicas de Rango D, así que creo que seré capaz de pasar por las nuevas invocaciones a un ritmo bastante rápido.

 

Cuando terminó de comer, Allen llamó a todas las invocaciones de rango D. Luego comprobó la información de sus cartas.

 

 

Estado del Insecto D (Araña)

Tipo: Insecto

Rango: D

Nombre: Spidey

PV: 120

PM: 0

Ataque: 140

Resistencia: 200

Agilidad: 200

Inteligencia: 125

Suerte: 60

Bonificaciones: Resistencia 20, Agilidad 20

Habilidad: Seda de araña

 

 

Estado de la Bestia D (Oso)

Tipo: Bestia

Rango: D

Nombre: Teddy

PV: 200

PM: 0

Ataque: 200

Resistencia: 128

Agilidad: 80

Inteligencia 130

Suerte: 60

Bonificaciones: PV 20, Ataque 20

Habilidad: Aplastar

 

 

Estado del Pájaro D (Búho)

Tipo: Pájaro

Rango: D

Nombre: Horo

PV: 76

PM: 0

Ataque: 83

Resistencia: 67

Agilidad: 200

Inteligencia: 200

Suerte: 160

Bonificaciones: Agilidad 20, Inteligencia 20

Habilidad: Visión nocturna

 

 

Estado de la Hierba D (Papa)

Tipo: Hierba

Rango: D

Nombre: Tater

PV: 50

PM: 200

Ataque: 40

Resistencia 35

Agilidad: 40

Inteligencia 60

Suerte: 200

Bonificaciones: PM 20, Suerte 20

Habilidad: Cosecha de Magia

 

 

Estado de la Piedra D (Estatua de Bronce)

Tipo: Piedra

Rango: D

Nombre: Bron

PV: 200

PM: 0

Ataque 180

Resistencia: 200

Agilidad: 100

Inteligencia 140

Suerte: 108

Bonificaciones: PV 20, Resistencia 20

Habilidad: Defender

 

 

Estado del Pez D (Salmón)

Tipo: Pez

Rango: D

Nombre: Vientre

PV: 80

PM: 200

Ataque: 54

Resistencia 34

Agilidad: 160

Inteligencia: 200

Suerte: 170

Bonificaciones: PM 20, Inteligencia 20

Habilidad: Salpicadura

 

 

Como resultado de sus pruebas, dos Hormigas Acorazadas yacen ahora muertas frente a Allen. Las enormes grietas en su caparazón en forma de casuela goteaban fluidos corporales.

 

Delante de ellas había una Invocación marrón que parecía un oso pardo de unos dos metros y medio de longitud. Parecía bastante orgulloso de sí mismo por haber vencido a las Hormigas Acorazadas. Este oso era nada menos que Teddy, la Bestia D invocada.

 

Junto a Teddy había una araña gigante de un metro y medio de largo y sesenta centímetros de alto. Esta forma negra tenía sus dos patas delanteras levantadas en el aire mientras seguía siseando intimidantemente a las Hormigas Acorazadas muertas. Se trataba de Spidey, el Insecto D Invocado.

 

Bien, bien, así que la habilidad de Teddy, Aplastar, puede atravesar una el caparazón de una Hormiga Acorazada. No es suficiente para matar al monstruo en un solo golpe, pero ahí es donde entra Spidey.

 

Los monstruos con el caparazón roto estaban atados con pegajosos hilos de telaraña. La habilidad del Insecto D, Seda de Araña, le permite producir un hilo altamente altamente adhesivo de la punta de su abdomen que era útil para atar a los enemigos, ralentizarlos o detenerlos en su camino…o simplemente para molestarlos en general.

 

Al igual que las demás invocaciones de sus respectivas categorías, la Bestia estaba destinada a la ofensiva y la invocación del Insecto a la para penalizaciones. Estos dos iban a ser la columna vertebral de los esfuerzos de caza de Allen en el futuro. Afortunadamente, ambos tenían más de 100 puntos de Inteligencia desde el principio.

 

Allen miró a continuación a un búho con una envergadura máxima de más de un metro y medio que estaba posado en un árbol. Este Pájaro D le devolvió la mirada con sus grandes y redondos ojos.

 

No hay forma de probar la habilidad de Horo en este momento, pero basándonos en el nombre, es probable que la Visión Nocturna le permita ver en la oscuridad. Hawkins sólo puede explorar durante el día, y ahora tengo a Horo para hacer lo mismo en la noche. Ojo de Halcón durante el día y Visión Nocturna durante la noche suena más o menos correcto.

 

Mientras esperaba que el efecto de la Habilidad del Pájaro D fuera realmente como su nombre sugerido, Allen hizo una nota mental para probarlo después de la puesta de sol. Entonces se volvió para mirar la extraña figura a sus pies que parecía una papa con manos y piernas. Se trataba de Tater, la  Invocación del Hierba D.

 

 

Al igual que la Hierba F y la Hierba E, la Hierba D también resultó ser una Invocación con una habilidad de un solo uso que la convertía en un objeto de recuperación. El nombre de la habilidad, Cosecha de magia, sugería que era un objeto de recuperación de PM. Y, efectivamente, cuando probó la baya del tamaño de una ciruela japonesa después de agotar sus PM, la fruta desapareció de su mano y restauró 1.000 PM.

 

Allen por fin tenía acceso a un método para recuperar sus PM, que eram absolutamente cruciales para aumentar sus niveles de habilidad. Ahora necesitaba 30.000.000 de XP de habilidad para alcanzar el nivel 6 de Invocación, pero gracias a la Hierba D podría dedicar todos sus PM que recuperaba de forma natural a la XP de habilidad, y guardar la Cosecha de Magia en el Almacén para las batallas en las que de repente necesitara hacer uso de sus PM. Gracias a tener más de diez mil piedras mágicas, nunca se quedaría sin PM en un futuro cercano. De esta manera, estaba más que equipado para hacer frente si de repente  era atacado por oponentes poderosos.

 

Ahora tengo acceso a todos los PM que necesitaré si el Murdergalsh viene por mí de nuevo.

 

Junto a Allen estaba lo que parecía un traje de dos metros de altura de con la forma de una armadura europea de bronce. Esta invocación de gran tamaño llevaba un escudo tan alto como él mismo.

 

Ahora tengo a Bron, pero realmente nunca llegué a usar a Wally,  la Invocación de Piedra D. Pero aún así, incluso una estatua de bronce puede ser clasificada como un tipo tipo de piedra, ¿eh? Los dioses de este mundo sí que tienen criterios muy amplios.

 

La forma en que Allen cazaba consistía principalmente en explorar nuevos monstruos y mantenerse en movimiento al mismo tiempo, un estilo conocido como «encadenamiento» en su vida anterior. Esto era lo contrario de estar al acecho de los enemigos que se acercaban -lo que se llamaba «campear»-, por lo que no había tenido ninguna oportunidad de utilizar la Invocación de Piedra E.

 

 

Cómo utilizar las Invocaciones de Piedra sin cambiar su estilo de caza era una cuestión que tendría que que tendría que abordar en el futuro. 

 

Y hasta aquí mi análisis de las nuevas Invocaciones en las categorías preexistentes. Queda la de Vientre, que aumenta mi PM y mi Inteligencia. Aprecio la Inteligencia, ya que me ayuda a Compartir con más invocaciones. Pero… un pez, ¿eh? Hacer una sola de estas cartas quema quince piedras mágicas. En ese sentido, las cartas Insecto y las cartas de Bestia son geniales por costar sólo una piedra mágica. Ellas me proporcionan mejoras de Ataque, Agilidad y PV, así que es genial que las tenga desde el principio.

 

El proceso de Creación y Síntesis de las Invocaciones de Tango E y más alto requiere piedras mágicas; cuanto más complicado es el proceso de Síntesis, más piedras mágicas se necesitan. La carta del Pez requería varias rondas de Síntesis, con lo que su coste ascendió a quince piedras mágicas.

 

Coste en piedras mágicas

Insecto: 1

Bestia: 1

Pájaro: 3

Hierba: 5

Piedra: 9

Pez: 15

 

Entonces, intentemos llamarlo. Ven aquí, Vientre.

 

Cuando Allen llamó a un Pez D para analizarlo, apareció un salmón, con el mismo aspecto que la ilustración de su carta. El pez de un metro de largo se revolvió en el suelo.

 

«Por alguna razón, parece la más inútil  de todas las Invocaciones que he visto hasta ahora. Empieza a recordarme a Denka».

 

 

A Allen no se le podía reprochar su duda; la última Invocación que finalmente había obtenido tras más de dos años de esfuerzo resultó ser una criatura que ni siquiera podía moverse correctamente. Esto era como una ilustración misma de la frase «pez fuera del agua».

 

Bueno, ¿qué tal si primero veo su Habilidad en acción? Vientre, Salpicadura.

 

Inmediatamente, el pez se hundió bajo tierra, dejando sólo su espalda y aleta dorsal visibles. Entonces aleteó furiosamente, esparciendo brillantes gotas por todas partes. Algunas de ellas llegaron a Allen, que se vio envuelto en un débil brillo que se desvaneció rápidamente.

 

«¡Whoa! ¡Se lanzó al suelo! Espera, ¡¿estoy brillando?! Espera… se fué… ¿Pero qué hizo?» Allen comprobó su estado en su grimorio y jadeó sorprendido. «¡Tengo una mejora en mi estado!»

 

Nombre: Allen (Evasión física y mágica aumentada)

 

Justo al lado de su nombre había un nuevo campo que indicaba que ahora tenía una mayor evasión contra los ataques físicos y mágicos.

 

Así que las cartas de Pez dan mejoras de estado. He visto que dejó caer su brillo en las otras Invocaciones. Así que esta habilidad no sólo funciona en mí, sino también en todas las Invocaciones… Ah, ¿el radio de acción es de cincuenta metros?

 

Allen había notado que las otras invocaciones brillaban cuando Belly usaba su habilidad. Eso incluía a Horo, que seguía en su árbol, lo que indicaba que el efecto de esta habilidad llegaba bastante lejos. Ya que el alcance de casi todo lo relacionado con su clase era de cincuenta metros, Allen asumió que era lo mismo aquí también.

 

Esto es definitivamente útil. Esperemos que esto reduzca el número de Invocaciones que mueren en la batalla y, por extensión, reducir el número de piedras mágicas que tengo que usar para reemplazarlas. Debería confirmar cuánto dura el efecto de esta Habilidad.

 

Allen continuó analizando lo que la Invocación de tipo pez recién añadida podía hacer, reflexionando sobre cómo podría ampliar las opciones disponibles para él en la batalla.

 

 

* * *

 

 

«¡Uf! Ha sido otro divertido día de caza».

 

Ahora eran las 4 de la tarde y Allen estaba a punto de dar la vuelta y empezar a buscar presas comestibles para llevar a casa.

 

Ante él estaba el cadáver de una Hormiga Acorazada cuya cabeza había sido hundida por un Teddy. Después de aprender que podía matar con seguridad con el poder de la Invocación de Bestia D la última vez, había había pasado de cazar orcos a cazar Hormigas Acorazadas también.

 

Según lo que vio a través del Ojo de Halcón usando Compartir con los Hawkins -ahora valoraba mucho su habilidad Compartir por permitirle prácticamente explorar en persona- había muchas más Hormigas Acorazadas que Orcos en los alrededores. Pensando en ello, tenía sentido que las Hormigas se reprodujeran a un ritmo mayor que los Orcos.

 

Ahora bien, he conseguido el permiso de Sebas, así que vamos a traer esto de vuelta también.

 

Allen volteó la Hormiga Acorazada con la cabeza aplastada y rápidamente usó su espada de mithril para separar la armadura del resto del cuerpo. Naturalmente, se acordó de recoger también la piedra mágica.

 

Hasta hace poco, había priorizado sólo el aspecto de la caza y por lo que no había traído ningún material de los monstruos que que había matado. Después de todo, tardaría de dos a tres horas en ir a una tienda donde pudiera vender todo, y la tienda estaba bastante lejos de la mansión. Prefería pasar ese tiempo cazando. A sus ojos, la XP valía mucho más que el oro.

 

Sin embargo, ahora que había alcanzado el Nvl. 5 y podía matar a las Hormigas Acorazadas sin muchos problemas, su forma de pensar había cambiado un poco.

En primer lugar, se le ocurrió que podía usar el caparazón de una hormiga acorazada en lugar de una cesta para llevar a las bestias que que traía para la carne. En consecuencia, ahora instruyó a sus Invocaciones para apuntar a la cabeza y no al cuerpo cuando luchaba contra las Hormigas Acorazadas. Después de eso, se enteró de que este caparazón se podía vender por una moneda de  oro cada una. El precio por unidad era muy alto y era conveniente para llevar la carne a la espalda. Así que había decidido traer una con él cada vez que fuera a cazar.

 

Allen también había preguntado a Sebas si podía vender estas partes del caparazón a un armero. La familia del barón también podría comprárselas, pero la familia no tenía ningún uso para ellas. Así que Sebas le había dado a Allen el visto bueno.

 

Entonces a Allen se le ocurrió pedirle a uno de sus compañeros de servicio que que llevara las partes a un armero y los vendiera en su nombre. Cuando le explicó que tenía la intención de dejar que quien le ayudara se quedara con las ganancias de una pieza de armadura por cada diez que vendieran para él, Sebas también dio luz verde a esto, diciendo que muchos de los sirvientes estarían más que felices de asumir la tarea. Así fue como Allen consiguió ahorrarse el tiempo necesario para visitar la armería.

 

Muy bien, ya hemos terminado con la carnicería. Empecemos, entonces.

 

Sólo porque el día estaba terminando, no significaba que la caza de Allen había terminado. Gracias a las treinta tarjetas de Pez D que ahora guardaba en su distribución, su Inteligencia era de más de 1.600. Como Compartir con una Invocación requería 200 de Inteligencia, ahora podía compartir con ocho Invocaciones a la vez. Además, había hecho un poco más de pruebas y confirmó que la Visión Nocturna sí servía como habilidad de exploración para su uso en la noche -sólo que no podía ver detrás de los obstáculos- y que la duración del efecto de la Salpicadura duraba veinticuatro horas.

 

Ahora que había terminado todo su análisis preliminar de las Invocaciones de Rango D estaba a punto de intentar enviar un Escuadrón de Invocaciones a la naturaleza por sí mismos -mientras usaba Compartir con ellos, por supuesto- para cazar a distancia.

 

Si es posible, me gustaría formar dos Escuadrones, pero eso significaría que deberían ser sólo cuatro Invocaciones en cada uno. Probablemente es mejor mantener todas juntas en un grupo más grande de ocho.

 

El Escuadrón estaba compuesto por un Insecto D, cuatro Bestias D, un Ave E, un Pájaro D, y un Pez D. Lo más importante de tener Invocaciones que lucharan por su cuenta era asegurarse de que ninguna de ellas muriera.

 

Allen estaba demasiado lejos para reponer su número, por lo que una muerte significaría una disminución permanente del poder de combate del grupo. Esto era el  por qué  incluir un Insecto D y un Pez D para sus efectos era absolutamente crucial. El Pájaro E y el Pájaro D servirían como exploradores del grupo durante el día y la noche, respectivamente. Naturalmente, la mayor parte de la lucha se dejaría a las Bestias D. También era su deber proteger a las otras invocaciones.

 

Sí, estos números deberían ser más que suficientes para manejar los monstruos de Rango C. Chicos, vayan. ¡Asegúrense de no atacar a otros aventureros!

 

Lo más importante para el Escuadrón de Invocaciones esta vez no era cuántos monstruos podían matar, sino lo bien que podían evitar herir a otros aventureros. Allen sabía que obedecerían completamente las instrucciones que les daba, pero por si acaso, volvió a recalcar que que no debían tomar represalias aunque fueran atacados por dichos aventureros.Allen también había dado a Pájaro E y Pájaro D instrucciones específicas para alejarse de los aventureros. La razón por la que se tomó la molestia extra fue porque iba a dormir por la noche.

 

El intercambio podría seguir mientras dormía, pero naturalmente no podría dar instrucciones en caso de que surgiera una situación. Durante ese tiempo, las Invocaciones tendrían que moverse a su propia discreción. Por eso Allen había sido extremadamente minucioso con las advertencias que les dejó .

 

Había una cosa más de la que Allen estaba bastante seguro pero que aún tenía que confirmar adecuadamente: la duración de Compartir era muy probablemente de treinta días, el mismo tiempo que las Invocaciones podían permanecer invocadas. Irse a dormir con la habilidad activa era como quedarse dormido frente a su pc gamer mientras jugaba en su vida anterior: aún podía escuchar los sonidos que llegaban a sus oídos.

 

Incluso cuando regresó a la ciudad, Allen siguió vigilando y dando instrucciones a las ocho Invocaciones. Al hacerlo, no tenía que instruir a cada uno por separado; no, era capaz de instruir a todas a la vez. La razón por la que podía observar desde ocho pares de ojos, comprender los movimientos y la posición relativa de las ocho invocaciones, tener en cuenta los detalles de sus habilidades y enviarles instrucciones al mismo tiempo era probablemente debido a la bendición de  sus 1.600  puntos de inteligencia.

 

En ese momento todavía era el turno de Pájaro E para explorar. Una vez que se oscureciera un poco, sería el momento de que el Pájaro D tomara el relevo.

 

Primero hay que encontrar monstruos para matar. Empecemos con un grupo pequeño.

 

Gracias a Compartir, Allen acababa de aprender que, al igual que la Visión Nocturna, Ojo de Halcón tampoco podía ver detrás de los obstáculos. Un rápido vistazo alrededor con él reveló un par de orcos a tres kilómetros de distancia.

 

Un momento perfecto.

 

El descubrimiento fue transmitido instantáneamente a las otras siete Invocaciones, que rápidamente comenzaron a hacer su camino hacia los monstruos. Gracias a la obtención de Compartir, la velocidad a la que Allen podía transmitir información había mejorado drásticamente. Como podía ver directamente lo que veían sus invocaciones, incluso cuando usaban sus sus habilidades, podía darles instrucciones mucho más específicas  y adaptadas a sus situaciones. Todo el proceso se había vuelto increíblemente racionalizado.

 

Como la posición de los Orcos estaba en una zona donde el crecimiento de las plantas era escaso, podían ver claramente cómo se acercaban las siete invocaciones. Ambos bandos se prepararon para la batalla mientras los dos grupos se acercaban uno al otro.

 

Cuando se acercaron lo suficiente, Insecto D utilizó Seda de Araña para atar a los dos orcos que venían en camino. Entonces la Bestia D siguió con Aplastar, matándolos antes de que pudieran hacer nada.

 

 

<Has derrotado a 1 Orco. Has ganado 1500 XP.

<Has derrotado a 1 Orco. Has ganado 1,500 XP.>

 

 

Je, je, je, easy,  eso fue pan comido. Las invocaciones son un poco lentas a pie, pero puedo lidiar con ello.

 

Allen, personalmente, tenía una agilidad mucho mayor que la de las invocaciones de Rango D. Aunque estaba ligeramente insatisfecho con su velocidad, la caceríacontinuó.

 

También tengo que centrarme en ayudar a las Invocaciones para que puedan acostumbrarse a hacer esto.

 

Cuando nace una nueva invocación, hereda todos los recuerdos y experiencias de los del mismo tipo y rango que habían vivido antes. Hacer que los miembros de este Escuadrón de Invocaciones aprendan eso era también un objetivo importante de esta iniciativa.

 

 

A la mañana siguiente, Allen se despertó para descubrir que su XP no había subido en en absoluto, aunque el registro de su grimorio estaba lleno con la información de los monstruos que había matado el Escuadrón de Invocaciónones. En otras palabras, mientras él dormía, los monstruos prácticamente sólo estaban puliendo sus habilidades individuales sin que ningún beneficio volviera a Allen. Lo llenó un sentimiento cálido burbujeando dentro de su pecho después de aprender que lo que equivalía a un juego AFK no funcionaba en este mundo.

 

Hizo un memorándum, y luego decidió hacer más análisis de las condiciones para ganar XP.

 

 

* * *

 

 

Varios días después, Allen intentaba algo nuevo usando Compartir. El escenario para el experimento del día iba a ser la Aldea Krena. En ese momento estaba viendo el paisaje nostálgico de su pueblo natal a través de los ojos de Chappy, el pájaro G que parecía un loro. Una distancia que requería cinco días a pie para un ser humano normal, sólo le había llevado varias horas al Pájaro G Fortalecido.

 

«¡Soy Krena la caballero! Aquí vengo!»

 

«¡Adelante!»

 

Krena y Dogora estaban comenzando un nuevo combate. Después de casi dos años, sus peleas ya no estaban en el nivel de «juego». El padre de Dogora, el comerciante de armas y herrero del pueblo, probablemente fue el que forjó la espada de hierro y el hacha que los dos niños estaban usando. El sonido de las armas chocando resonaba más fuerte que nunca.

Al mismo tiempo, a poca distancia, Mash y Pelomas estaban jugando juntos a ser caballeros con espadas de madera. Hacía tanto tiempo desde que e Allen había estado ahí que no pudo evitar que Chappy se posara en un árbol para poder observar esta escena durante más tiempo.

 

Ah, no, tengo algo que quiero transmitir.

 

Tras confirmar lo mucho que habían crecido sus amigos, Allen pasó de la casa de Krena a la de su propia familia. Theresia estaba en la habitación con piso de tierra.

 

¡Es mamá! ¡Y vaya que Myulla ha crecido mucho!

 

Pájaro G logró infiltrarse en la casa sin ser descubierto por Theresia. A Allen se le hizo un nudo en la garganta mientras la miraba a través de los ojos de Chappy. Habían pasado menos de dos años desde que se fue, pero se sentía como si hubieran sido diez.

 

Clink.

 

«¿Eh?»

 

El sonido de un ruido metálico hizo que Theresia se diera la vuelta. Chappy ya se había ido. En su lugar, sólo una moneda de oro yacía en el suelo.

 

 

* * *

 

 

Llegó octubre y Allen cumplió diez años. Esto significaba que había estado trabajando en la mansión Granvelle durante dos años completos. Al principio, sólo había planeado quedarse dos o tres años antes de decirle a Sebas que el trabajo no le convenía y volver a casa. Incluso ahora, seguía pensando en marcharse, concretamente, cuando cumpliera los doce años, pero se había involucrado mucho más de lo que esperaba con la familia Granvelle durante estos dos últimos años.  La idea de que tendría que separarse de ellos después de dos años más, le impulsó a cumplir con sus deberes  como sirviente lo mejor que pudo.

 

Esta mañana, como siempre, Allen desayunó mientras charlaba conRickel, el jefe de los sirvientes. El hecho de que Allen hubiera cumplido diez años significaba que Rickel tenía ahora veinte años. Cuando Allen hablaba de cómo había pasado dos años desde que llegó a trabajar a la mansión, Rickel dijo con orgullo que estaba en su duodécimo año. Era un verdadero veterano, habiendo servido como criado varios años antes de convertirse en sirviente. Siempre se mostraba muy amable con los temas que Allen sacaba a relucir.

 

Los detalles del trabajo de Allen como sirviente personal de Cecil también habían cambiado un poco. Ahora que Cecil tenía diez años, sus tendencias salvajes salvajes propias de los niños se habían desvanecido bastante. En consecuencia, ahora enviaba a Allen a hacer recados con mucha menos frecuencia. Sin embargo, su personalidad seguía siendo prácticamente la misma.

 

Otra cosa que había cambiado era el salario de Allen: su sueldo como cazador se le aumentaba a una moneda de oro cada año a partir de hoy. Junto con el oro que ganaba como sirviente, su salario total mensual sería de dos oros en adelante. Había superado el sueldo del jefe de los sirvientes.

 

Hoy también era el día en que el capitán Zenof regresaría de una expedición para inspeccionar el estado de las minas de mithril en las Montañas del Dragón Blanco. Allen rezaba fervientemente para que el informe fuera entregado en el comedor y no en la sala de conferencias. Tal vez un dios había estado escuchando, porque su oración se hizo realidad. Allen estaría presente en el comedor y agradeció la oportunidad de escuchar los detalles de los hallazgos de Zenof.

 

Y así llegó la hora del almuerzo. Allen mantuvo una oreja constantemente fija en la conversación mientras servía.

 

«Entonces, ¿cuál es el estado de las minas de mithril?», preguntó el barón, sin perder tiempo.

 

Cuando se enteró en marzo de que el dragón blanco se había trasladado a Carnel, había ordenado inmediatamente un análisis de la situación. Al parecer, el barón tenía prisa por volver a poner en marcha las minas de mithril. Allen se preguntó si sus frugales condiciones de vida lo estaban impulsando a buscar los beneficios prometidos por la minería de mithril.

 

«Sí, mi señor. Actualmente…»

 

Cuando comenzó el informe, el barón estaba sentado en el borde de su asiento. Como se esperaba, los túneles que habían sido abandonados en desuso durante más de cien años se habían convertido en nidos de monstruos. La expedición había confirmado la presencia de numerosas aldeas de Duendes y Orcos, así como nidos de Hormigas Acorazadas en las faldas de las Montañas del Dragón Blanco. Un ceño fruncido apareció en el rostro del barón mientras escuchaba atentamente.

 

«¿Qué hay de los caminos?»

 

No bastaría con matar a los monstruos de las minas, ya que también había caminos e instalaciones con altos hornos necesarios para procesar el mineral de mithril que debían mantenerse a salvo. Un área bastante grande requeriría una presencia protectora constante, lo que explicaba por qué la investigación había durado más de medio año.

 

Según el capitán de los caballeros, muchos de los lugares que solían ser de aldeas para los trabajadores involucrados en el procesamiento del mineral se habían convertido en criaderos de monstruos. Asimismo, muchos de los caminos que conectaban esos lugares con Ciudad Granvelle también estaban plagados de de ellos.

 

«Así que, ¿cuánto tiempo se tardaría en acabar con todos esos monstruos y reiniciar las operaciones mineras?» Esta era la pregunta más importante.

 

«Cinco años como mínimo, mi señor. También tendríamos que reunir mineros y gente para los hornos, así que me temo que podría llevar aún más tiempo. Teniendo en cuenta el tiempo necesario para reconstruir las aldeas en las que vivirían, podríamos estar hablando de más de diez años, mi señor», respondió Zenof.

 

Sebas asintió para indicar que su propia investigación también le había dado cifras similares.

 

Sin embargo, el barón dijo: «No podemos esperar cinco años enteros. ¿No podemos  escalonar la apertura de las minas para empezar antes? Por ejemplo, podemos concentrarnos en poner en marcha primero la mina más cercana a Ciudad Granvelle».

 

Las Montañas del Dragón Blanco se extendían de norte a sur. La mina más cercana estaba situada más o menos a la misma latitud que Ciudad Granvelle, por lo que es la más cercana. Por lo tanto, la idea del barón era tratar lentamente las minas una por una, comenzando en el norte y moviéndose hacia el sur. El punto que quería hacer era que no había necesidad de esperar para abrir las cuatro minas a la vez.

 

«Por supuesto, mi señor. Aun así, se necesitarían tres años».

 

Cuando escuchó que todavía tenía que esperar tres años más, el barón levantó la vista y cerró los ojos. Realmente tenía prisa por volver a poner en marcha las minas en funcionamiento.

 

«Tres años… Soy consciente de que estoy presionando bastante, pero por favor haz que esto ocurra lo antes posible».

 

Como había pensado, realmente están planeando comenzar desde el norte.

 

Mientras Allen continuaba sirviendo, miró directamente a la mina en cuestión desde lo alto del cielo, usando la habilidad Compartir. Había ordenado al Pájaro E del Escuadradrón de Invocaciones que sobrevolara la zona y activara el Ojo de Halcón.

 

Después de confirmar la ubicación de esta mina en particular, ordenó a la Invocación que diera la vuelta y buscara asentamientos de Duendes, Orcos y nidos de Hormigas Acorazadas.

 

El mayordomo dijo: «Enviaré un aviso para reunir a quienes estén dispuestos a trasladarse a las instalaciones mineras».

 

Al concluir la charla sobre las minas, el barón cambió de tema y preguntó  «¿Y cuál es la situación actual en Carnel?»

 

«Según los informes, intentaron continuar con la minería y acabaron enfadando al Dragón Blanco», respondió Zenof.

 

Según sus palabras, el Dragón se irritó al ver a todos los humanos que se movían por los alrededores y acabó con todos los trabajadores con un ataque de aliento.

 

Uff. Apuesto a que el Dragón Blanco probablemente tiene algo así como una versión superior que le permite ver muy lejos. Me alegro tanto de que nunca llegué a tratar de echar un vistazo a él.

 

Allen aún no había visto el Dragón Blanco por sí mismo. Probablemente podría conseguirlo usando Compartir con un Pájaro E o Pájaro D, pero lo pensó mejor.  A la luz de lo que Ojo de Halcón podía hacer y lo que sabía del comportamiento del Dragón, determinó que sería demasiado peligroso hacer un intento.

 

El alcance de Ojo de Halcón era de varios kilómetros. En este punto, Allen ya se había dado cuenta de que la nueva guarida del Dragón Blanco estaba en realidad más cerca de algunas de las minas de Granvelle que de las de Carnel.

 

Sin embargo, mientras que estas últimas estaban ahora completamente prohibidas, no había ningún problema para desarrollar las primeras. ¿Por qué el monstruo ignoraba la distancia y sólo permitía al bando Granvelle utilizar sus minas?

 

La conclusión a la que llegó Allen fue que la capacidad de exploración del monstruo no podía ver a través de los obstáculos, al igual que el Ojo de Halcón y Visión Nocturna eran incapaces de hacerlo. La propia montaña sirvió como un enorme obstáculo, bloqueando la percepción del Dragón. Dicho esto, la la habilidad del Dragón definitivamente llegaba mucho más lejos que el Ojo de Halcón. Sería absolutamente desastroso si Allen accidentalmente se acercara demasiado con Pájaro E y provocaba que el dragón lo persiguiera de vuelta al lado de Granvelle. No quería correr ese riesgo sólo para satisfacer su propia curiosidad.

 

«Hm, así que sí intentaron continuar por la fuerza». La expresión del barón estaba nublada.

 

«Sí, mi señor».

 

«Lord Carnel ha estado ignorando el Decreto de Reclamación de Tierras todo este tiempo, alegando que ha tenido las manos llenas con la minería de mithril».

 

En otras palabras, el Vizconde Carnel había estado colgando los beneficios de la minería de mithril en la cara de la familia real para convencerlos de permitirle eludir sus deberes, básicamente forzando su camino usando el poder del dinero. Esto lo hizo sonar un poco torcido.

 

«Hemos confirmado que cualquier otra minería de mithril en su feudo es ahora es imposible».

 

Supongo que tiene sentido que vigilen de cerca a su vecino.

 

«Todavía tiene la riqueza que ha amasado hasta ahora, pero espero que se agote el año que viene», dijo el barón antes de dirigirse a Sebas.

 

«No se sabe lo que puede hacer después. Puede que incluso intente iniciar algo con nosotros. No lo pierdas de vista y permanece atento».

 

«Sí, Señor”.

 

«Y creo que ya te das cuenta, pero lo digo por si acaso: No tengo intención de volver a encontrarme con Lord Carnel. Después de todo, esto no es algo que pueda resolverse simplemente con un discurso».

 

El mayordomo se inclinó para reconocer la orden de su amo de rechazar a todas las futuras peticiones de audiencia de la familia Carnel. Esto fue aparentemente el final del informe en el comedor. La Orden de Caballeros procedería a sacrificar la población de monstruos al al pie de las Montañas del Dragón Blanco, empezando por el norte y barriendo hacia el sur. El mayordomo debía enviar un mensaje para reunir mineros y trabajadores mientras vigilaba el reino de Carnel.

 

Como el desarrollo comenzará desde el norte, también estaré matando a los monstruos desde el norte.

 

Se decidió el plan de acción de Allen en adelante. A través del Ojo de Halcón, ya había detectado viviendas de Duendes, Orcos y Hormigas acorazadas que sumaban más de un centenar en total.

 

Ya veo. Así que este va a ser mi objetivo en los próximos dos años.

 

Un objetivo específico tomó forma dentro de la mente de Allen. Antes de dejar la mansión para convertirse en un aventurero dentro de dos años, acabaría con todos los monstruos anidados al pie de las Montañas del Dragón Blanco. como su manera de pagar todo lo que la familia del barón había hecho por él. Como el barón quería empezar a extraer mithril tan pronto como fuera posible, Allen lo ayudaría a hacerlo.

 

Todos los monstruos en el camino deben ser exterminados.

 

Empezaría por el objetivo más débil: las aldeas de Duendes. Esta era una preciada XP que Allen no estaba dispuesto a perder por ante la Orden de Caballeros. Decidió ponerse a trabajar lo antes posible.

También te puede interesar

Dark mode powered by Night Eye
0
Deja un comentario.x