Capítulo 2: Encantada de conocerte

Acto 1

Hablemos del día en que conocí a Christina.

Fue hace 4 días, durante el primer día de clases. Un viernes.

Por alguna razón soy constantemente difamado por mi hermana gemela, Shiori, por lo que me todos me empezaron a tratar como si fuera una especie de villano. Entre ellos, hay las chicas que actúan como guardaespaldas de Shiori, y los chicos que son los miembros de su club de fans.

Los chicos que estaban en buenos términos conmigo han empezado a evitarme recientemente debido a su influencia.

Bueno, esto aparte, hablemos sobre lo que pasó.

Como siempre, empecé a recoger mis cosas en cuanto terminaron las clases y me dispuse a volver a casa. Ese día sólo había la ceremonia de apertura y la limpieza, así que la clase terminó temprano al mediodía.

Mis otros compañeros de clase también estaban emocionados, inmersos en la alegría de poder volver a sus casas pronto.

«¿Dónde está Kagami?»

Varias chicas de otras clases visitaron nuestra clase.

Parece que me buscan, pero ¿para qué?

No, creo que puedo predecir lo que quieren de mí.

«Si buscan a Kagami, está allí».

Fue el chico guapo de la clase quien respondió a eso.

Siempre habla con calma, como un chico justiciero, y tiene un aura de que definitivamente se convertiría en un héroe si fuera convocado a otro mundo. Bueno, me refiero a un sentido de la justicia según mis propios estándares, pero… bueno, dejémoslo así por ahora.

Las chicas que me visitaron dieron las gracias al chico guapo y se acercaron a mí alrededor, junto a mi escritorio. Fingí que no me di cuenta de ellas y seguí recogiendo mis cosas en mi mochila.

Es realmente molesto lidiar con ellas, ya que probablemente sean las chicas que se hacían pasar por las guardaespaldas de Shiori. Ni siquiera conozco a ninguna de ellas ni tampoco sus nombres.

De todos modos, «ella» probablemente filtró rumores o acusaciones sobre mí de nuevo, y probablemente los exageró también. Estas chicas dicen seguir a Shiori con el objetivo de protegerla de los colmillos venenosos de los chicos, pero desde mi punto de vista, son un grupo de zorras que juegan a ser buenas amigas.

No tengo suficiente tiempo libre como para ocuparme de ellas porque que tengo un trabajo a tiempo parcial.

«¡Eh! ¡Kagami-kun!»

Una miembro de la Guardia de Shiori golpeó mi escritorio y me gritó.

(NT: Para aclarar, la Guardia de la que habla Iori es el grupo de zorras/perras/hijas de p*t* que rodean a Shiori. Así que, a partir de ahora, sólo los llamaré Guardias).

Se oye un estruendo, y casi la mitad de la gente del aula nos presta atención.

Aunque me parece molesto, no tengo la intención ni las ganas de empeorar mi imagen, así que le contesto lo más suavemente posible.

Sí, tal y como le contestó el chico guapo de antes.

«¿Qué coj*nes quieres?»

(NT: Iori-kun, creo que tenemos conceptos diferentes sobre como “hablar suavemente”)

¡Es imposible!

¡Soy terrible! ¡Soy demasiado honesto!

Mi inesperada actitud ofensiva hizo que las chicas de la Guardia dieran un ligero paso atrás. Bueno, puede sonar presuntuoso decir esto de mí mismo, pero soy un chico que esta decentemente en forma. Creo que estoy bastante fuerte.

«¡Oh, tú…!»

Aun así, cuando logré recuperarme y hablar amenazadoramente, el tipo con aspecto de líder que estaba frente a mí abrió la boca, como si fuera de la Guardia.

«¿Parece que has vuelto a espiar a Shiori cambiándose de ropa en el baño? ¡No la molestes! ¿Has pensado alguna vez en sus sentimientos?»

Cuando habló, empezó a gritar, y poco a poco fue aumentando su volumen hasta que dijo algo estúpido.

Shiori es de otra clase, pero a causa de estas acusaciones, la valoración de mis compañeros de clase sobre mí estaba disminuyendo en picado. ¡¿Realmente piensas TÚ en mis sentimientos, trozo de mierda?!

Dicho esto, soy completamente inocente, así que quiero defenderme. ¡Objeción!

«La última vez que hice eso fue cuando estaba en sexto grado. Después de eso no ocurrió nada parecido. Y creo que una chica que no se dio cuenta de que alguien abrió la puerta o que se olvidó de cerrarla es bastante estúpida. Pero…»

«¡Estas mintiendo!», dijo ella. «¿Lo hiciste en sexto grado? De todos modos, ¡tu secreto está al descubierto!»

Las mujeres de la Guardia no me creyeron. Vi a las chicas que la acompañaban asintiendo ligeramente. Ciegas creyentes eh…, esto envenena mi corazón.

Estas chicas se creen las palabras de Shiori sin dudarlo. Supongo que me convertirán en un tipo malo a menos que encuentren pruebas concluyentes. La parcialidad de Shiori es realmente aterradora.

Si es así, les daré algunas pruebas.

«Bueno, incluso si lo hubiera olvidado, estoy seguro de que no lo he hecho al menos desde que entré en el instituto. Mira esto».

Saqué un carnet de conducir para vehículos motorizados a dos ruedas de gran cilindrada que obtuve el año pasado (hace poco conseguí una moto de gran cilindrada) y en la parte de atrás… estaba escrita mi dirección actual.

«Actualmente vivo solo y ya no vivo con Shiori. Sabes la dirección de la casa de Shiori, ¿verdad?»

Puede que no recuerde la dirección exacta, pero si es de la Guardia, entonces debería al menos conocer su ubicación aproximada. El lugar donde vivo ahora y la casa de Shiori… no están tan lejos de la casa de mis padres, pero los distritos son diferentes.

Si revisa esto, entenderá mi inocencia.

«Como no vivimos juntos, es imposible que la haya espiado. ¿Acaso entiendes esto?»

Señalo los hechos con una voz un poco fuerte para que me escuchen claramente. Si no lo hago, los malentendidos se extenderán como el viento, empezando por los compañeros que están escuchando a mi alrededor.

Espero que las guardias estén de acuerdo con esto …

 

* * *

 

Me monté en la motocicleta que estaba aparcada en el aparcamiento de bicicletas de la escuela y recorrí el camino a mi casa. Estoy montando un KLR650. (NT: Una motocicleta deportiva destinada tanto en carretera como fuera de la carretera, de la marca Kawasaki, fue descontinuado hace dos años.)

Originalmente era una motocicleta de reconocimiento militar de los Estados Unidos, pero cuando se convirtió en un vehículo excedente que nadie usaba, fue vendida. (NT: A veces los vehículos militares que no se usan, se venden al público general para su uso privado)

La sensación de conducir cortando el viento bajo el sol abrasador era realmente cómoda.

Después de eso, las chicas seguían acusándome con cierta tenacidad tratando de convertirme en un delincuente de alguna manera. Siempre era así, pero ¿pueden escuchar mis palabras por al menos un segundo?

Si lo dejaba como estaba, se volvería molesto y se expandiría por toda la escuela, así que cerré el asunto y me fui a casa. Tenía muchas ganas de ir a otro instituto sin Shiori. Pero era imposible debido a varias circunstancias.

Mientras pensaba en eso, llegué a la entrada de la base de la marina estadounidense en Japón. Desde que entré en el instituto, he estado trabajando a tiempo parcial como intérprete en este lugar.

En principio, es imposible que los estudiantes de secundaria normales hagan de intérpretes en el ejército estadounidense, pero yo llevo mucho tiempo interactuando con el personal militar de aquí, y se me reconoció especialmente porque dominaba los idiomas desde una edad temprana.

El intérprete habitual está libre hasta las 17:00, así que puedo holgazanear fuera de ese horario, lo que resulta inesperadamente útil.

Vivo en un apartamento de alquiler para soldados, gracias a la ayuda de una persona mayor que conoce mi situación familiar. Parece que el rol que me han dado es «hacer de intérprete en caso de emergencia».

Después de pasar por la puerta blanca de hierro de la entrada principal de la base, hay una caseta de vigilancia parecida a los peajes de las autopistas.

Cuando detuve la moto e intenté mostrar el permiso de entrada frente a la caseta, aparecieron los guardias habituales que ya me conocían.

«Oi Yori, ¿no duró demasiado la ceremonia de apertura?»

«Me enredé con alguien de otra clase».

Era un guardia de seguridad algo mayor que hablaba casualmente en japonés. Aunque es una base militar estadounidense, hay muchos japoneses aquí, como guardias de seguridad, intérpretes y limpiadores.

Yo soy uno de ellos.

Por cierto… el viejo guardia seguía mirándome con un aspecto un poco serio, quizás porque tenía algo que decirme.

«Se supone que es mi trabajo, pero parece que te quieren a ti como intérprete, así que por favor ve hacia Lake-san en su lugar».

«¿Dónde está Angie? ¿Por qué?»

Probablemente con “Lake-san” se refiera a Angelina Lake.

No es habitual que ella, que siempre está en el extranjero por trabajo, vuelva a Japón.

Pero ¿qué es lo que quiere de mí?

El anciano responde a mi pregunta rascándose la parte de atrás de su cuello.

«No lo sé, pero he oído que hay gente que quiere conocerte».

Sentí que era muy importante.

También te puede interesar

Dark mode powered by Night Eye
0
Deja un comentario.x